Deja de fumar con autohipnosis

“La principal ventaja de dejar de fumar es saber que, transcurridos 10 años sin fumar, nuestro organismo se ha regenerado por completo hasta el punto de que los riesgos de padecer enfermedades derivadas del tabaco son los mismos que tiene una persona que nunca haya fumado.”
Emilio Bravo


Desde 1988, 3000 personas han utilizado este método para dejar de fumar. Un 80% seguían sin fumar un año después. La dificultad radica en eliminar de nuestro cerebro el deseo que nos lleva a mantener la adicción. La psicología sugestiva incide directamente en el cerebro modificando el nivel de apetencia y desarrollando satisfacción en no fumar. De ahí su efectividad en le tiempo.

Está claro que fumar no es beneficioso para nadie. Pero, además de los riesgos de padecer enfermedades que todos conocemos, al dejar de fumar notarás rápidamente cómo aumenta tu capacidad pulmonar si realizas algún tipo de ejercicio, aunque sólo sea subir unas escaleras… Además, percibirás mejor los olores y los sabores. Pero, lo más importante quizás, es que mejorará tu autoestima. Te reconocerás capaz de dejar un hábito muy esclavo y eso te llevará a saber que puedes afrontar de igual manera otras situaciones complicadas.

El 60% de los fumadores ha intentado dejarlo alguna vez, pero sólo el 11% sigue sin fumar transcurrido un año. Porque no es lo mismo superar el “mono” físico que superar el hábito.
Con este método, es posible pasar de ser ex-fumador a sentirse no fumador. Es decir, se puede vencer la dependencia psicológica.

Este programa dura tres meses, e irás notando cómo disminuyen tus ganas de fumar progresivamente. Lo puedes hacer dedicándole sólo una media hora diaria.
Todos nuestros programas constan de una parte escrita con los pasos a seguir y una grabación con mensajes que ayudan a conseguir el objetivo marcado. La grabación, verdadera esencia de la psicología sugestiva, se escucha diariamente y sus mensajes actúan en el cerebro desarrollando paulatinamente esta habilidad.

Todos los materiales se reciben por correo electrónico, de forma gradual.

MÁS INFORMACIÓN

Según el Instituto Nacional del Cáncer, el consumo de tabaco es la causa de muerte más común que puede prevenirse. Se sabe que el 50% de los fumadores morirán a causa del tabaco o por problemas relacionados con el mismo. Según la Organización Mundial de la Salud el tabaco es la primera causa evitable de enfermedad, invalidez y muerte prematura en el mundo. Señala la OMS que en Europa, 1,2 millones de personas fallecen por el tabaco.

Pero el tabaco también afecta a quien lo consume indirectamente. Se estima que más de 1.000 no fumadores fallecen anualmente por tabaquismo pasivo.

Los fumadores se pueden clasificar en función del número de cigarrillos que fumen:

  • Fumador leve: es el que consume menos de 5 cigarrillos al día. Se dice de él que tiene hasta 15 veces más probabilidades de padecer cáncer de pulmón que una persona que no fuma.
  • Fumador moderado: la persona que fuma entre 6 y 15 cigarrillos diarios. Su probabilidad de padecer cáncer de pulmón es hasta 40 veces mayor.
  • Fumador severo: el que fuma más de 16 cigarrillos al día. Estas personas incrementan hasta 60 veces la probabilidad de padecer cáncer de pulmón.

¿CÓMO AFECTA EL FUMAR?

Está científicamente probado -y prácticamente nadie lo pone hoy en duda- que los fumadores, en general, tienen peor salud que los no fumadores.

Las enfermedades que más se relacionan con el consumo del tabaco son:

  • El cáncer (pricipalmente de pulmón y laringe)
  • Enfermedades cardiovasculares

¿QUÉ VENTAJAS TIENE DEJAR DE FUMAR?

  • Después de 5 años sin fumar, se reduce en un amplio porcentaje la probabilidad de padecer un cáncer.
  • Transcurridos 10 años de abstinencia, el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular sería el mismo que tiene una persona que no hubiese fumado nunca.
  • Y después de unos 17 años, el riesgo de padecer cualquier tipo de cáncer sería como el de una persona no fumadora.
  • Más a corto plazo, sentirás que al hacer algún ejercicio físico tendrás mayor resistencia, tu respiración mejorará, percibirás mejor los alimentos y los olores.
  • Tu autoestima mejorará al comprobar que puedes abandonar el tabaquismo.
  • Hoy en día, ser fumador está cada vez peor visto, por lo que te sentirás orgulloso de poder decir “no gracias, ya no fumo”.

EL PROGRAMA

Desde 1988, mediante técnicas de sugestión, he ayudado a más de 3.000 personas a dejar de fumar y más del 80% han continuado sin fumar transcurrido un año.

He desarrollado un programa para que cualquier persona pueda realizarlo y con el que he podido constatar que, quienes lo han llevado a cabo, han conseguido dejar de fumar.

El programa está dividido en 6 objetivos parciales que nos ayudarán a dejar de fumar de forma progresiva y a sentirnos una persona no fumadora.

Los objetivos parciales son:

  • Relajación mental. En este capítulo aprenderemos una técnica de relajación para evitar la ansiedad que puede aparecer cuando se intenta dejar de fumar. También se reforzará la idea de que podemos dejar de fumar.
  • Ser conscientes de las sensaciones negativas que produce el tabaco. La mayoría de los fumadores dicen que les gusta fumar, que les relaja… cuando en realidad el tabaco es un excitante, el sabor es desagradable… Este capítulo te ayudará a ser consciente de las verdaderas sensaciones que el tabaco produce.
  • Vencer el hábito de fumar. Las personas que fuman varios cigarrillos al día habrán comprobado que muchos de esos cigarrillos los encienden de forma inconsciente. Este capítulo te ayudará a vencer ese hábito.
  • Reforzar e interiorizar los motivos para dejar de fumar. Todo fumador sabe que hay suficientes causas objetivas para no fumar. Sin embargo, mientras no las interiorice y añada sus propios motivos, le resultará difícil dejar de fumar.
  • Visualizarse como un no fumador. Mediante técnicas de visualización, te verás realizando todas tus actividades, tanto laborales como de ocio, sin fumar y sintiéndote igual de bien que un no fumador.
  • Refuerzo de las ventajas de haber dejado de fumar. Te ayudará a recordar, sentir y valorar todas las ventajas que te reporta haber dejado de fumar.
  • Grabación de refuerzo. Una vez que has conseguido dejar de fumar, esta grabación te servirá de refuerzo positivo para continuar siendo un no fumador.

¿CÓMO LLEVAR A CABO EL PROGRAMA?

> El programa completo para acabar dejar de fumar tiene una duración de tres meses. Pero irás notando desde el principio que tu consumo va disminuyendo.
> Es recomendable dedicarle una media hora diaria para escuchar la grabación y llevar a cabo las recomendaciones.
> Cada quince días recibirás un mail con un documento escrito y una nueva grabación.

> Conviene escuchar la grabación a diario en un lugar tranquilo. La escucha conviene hacerla sin interrupciones a la hora que a cada uno nos venga mejor.
> Es aconsejable que compres un cuaderno donde escribir todos los avances que vayas consiguiendo, con el título DEJAR DE FUMAR.
> Es aconsejable escucharla con auriculares.
> No te preocupes si en algunos momentos la voz que te guía se oye poco en comparación con la música, es un efecto intencionado que potencia el efecto de las sugestiones.
> Si necesitas moverte hazlo… la escucha tiene que ser agradable y si algo te incomoda no lo conseguirás.

Puedes dejar de fumar ahora mismo. Compra el programa.