Controla el estrés laboral con autohipnosis

“Reír mucho y a menudo, ganarse el respeto de las personas inteligentes y el afecto de los niños; apreciar las críticas honestas y soportar el abuso de confianza de los falsos amigos; apreciar la belleza y buscar lo mejor en los demás; dejar el mundo un poco mejor con hijos sanos, un “pedazo de jardín” o mejorando la condición social; saber que una vida ha transcurrido más fácilmente porque tú has vivido. Esto es haber triunfado”.
Ralp Waldo Emerson


El estrés es uno de los grandes males de nuestra época. La presión del trabajo y las exigencias de la vida nos llevan a experimentarlo y a sufrir sus consecuencias.

Su contrario es la actividad serena, ser capaz de acometer los retos que nos depara la vida y mantener una serenidad reconfortante.
Cuando intentamos enfrentarnos al estrés, sin herramientas, conseguimos el efecto contrario y el final del proceso fallido es una mayor frustración. Si aprendemos a controlarlo, mejorará nuestra calidad de vida y nos sentiremos más felices. Además, reduciremos sus efectos psicosomáticos (cefaleas, insomnio, problemas gastrointestinales) y los psicológicos (depresión, ansiedad, fobias, problemas sexuales…).

Podemos aprender a desconectar, dejar los problemas en el trabajo y centrarnos en disfrutar de nuestro tiempo libre. En solo cuatro meses y medio (y dedicándole sólo una media hora diaria) aprenderás a librarte del estrés y, más importante aún, dispondrás de las herramientas necesarias para eliminarlo siempre que aparezca. Todos nuestros programas constan de una parte escrita con los pasos a seguir y una grabación con mensajes que ayudan a conseguir el objetivo marcado. La grabación, verdadera esencia de la psicología sugestiva, se escucha diariamente y sus mensajes actúan en el cerebro desarrollando paulatinamente esta habilidad.

Todos los materiales se reciben por correo electrónico, de forma gradual.

MÁS INFORMACIÓN

El término estrés, es una adaptación al castellano de la voz inglesa “stress". Proviene de la física y la arquitectura y se refiere a la fuerza que se aplica a un objeto, que puede deformarlo o romperlo.

Podemos definir el estrés laboral como: “La sensación de incapacidad para asumir los retos que se nos presentan en el ámbito laboral”.

Se produce cuando la tensión del trabajo supera nuestras posibilidades de respuesta, lo que genera una serie de reacciones de tipo fisiológico, cognitivas y psicomotoras.


En términos generales se puede hablar de dos tipos de estrés:

  • Estrés Positivo (EUSTRÉS). Es el fenómeno que se presenta cuando las personas reaccionan de forma positiva, creativa y afirmativa frente a una determinada situación. El eustrés nos permite resolver con energía y de forma objetiva las dificultades que se presentan en la vida, nos permite desarrollar nuestras capacidades y destrezas.
  • Estrés Negativo (DISTRÉS). Cuando las demandas son excesivas, intensas y/o prolongadas en el tiempo y superan la capacidad de resistencia y de adaptación del organismo, se pasa al estrés negativo o mal estrés.

En general, cuando hablamos del estrés nos estamos refiriendo al distrés, al estrés negativo. Por ello, a partir de este momento, emplearemos la palabra estrés para referirnos al distrés, que es el que necesitamos combatir.

Según la Organización Internacional del trabajo (OIT), se calcula que entre un 30% y un 40% de los trabajadores sufren estrés laboral y que más del 50% de las bajas laborales se deben a problemas relacionados con el estrés. Según la OIT, las mujeres sufren mayor estrés laboral debido a su menor remuneración en puestos equivalentes y, en algunos casos, por el acoso moral y/o sexual al que se ven sometidas.

¿QUÉ CONSECUENCIAS PROVOCA EL ESTRÉS LABORAL?

  • Las consecuencias cognitivas o emocionales más frecuentes son: preocupación, temor, inseguridad, dificultad para tomar decisiones, miedo, pensamientos negativos sobre uno mismo, pensamientos negativos sobre nuestro trabajo, pensamientos negativos sobre la actuación de los compañeros/as, temor a que se den cuenta de nuestras dificultades, temor a la pérdida del empleo, dificultades para pensar, dificultades para concentrarse, etc. El hecho de que una persona sufra estrés laboral no significa que tenga que sentir todas estas manifestaciones, sentir dos o tres son suficientes para generar malestar.
  • Las consecuencias físicas más frecuentes del estrés laboral son: sudoración, tensión muscular, palpitaciones, taquicardia, temblor, molestias en el estómago, otras molestias gástricas, dificultades respiratorias, sequedad de boca, dificultades para tragar, dolores de cabeza, mareo, náuseas etc. Las personas con estrés laboral no tienen por qué manifestar todas estas conductas fisiológicas.
  • Las consecuencias conductuales más frecuentes que suelen manifestar las personas con estrés laboral son: fumar, comer o beber en exceso, evitar las situaciones temidas, intranquilidad motora (movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, etc.), ir de un lado para otro sin una finalidad concreta, tartamudear, llorar, quedarse paralizado, etc. Al igual que he comentado anteriormente, no tienen por qué manifestarse todas estas conductas a la vez.

EL PROGRAMA

El estrés laboral puede controlarse mediante técnicas que nos ayuden a ello. Desde hace más de veinte años he combinado las técnicas de relajación física y mental, técnicas de visualización, técnicas de hipnosis clínica y técnicas cognitivo-conductuales que me ha n llevado a desarrollar la psicología sugestiva, con la que he ayudado a muchas personas a combatir el estrés laboral mediante la potenciación de sus propios recursos internos.

Tras haber comprobado la eficacia de las técnicas sugestivas en más de 5.000 personas, he desarrollado el siguiente programa para que cualquier persona pueda llevarlo a cabo y acabar con su estrés laboral.

El programa está dividido en 6 objetivos parciales que nos ayudarán a desarrollar unas técnicas para combatir el estrés laboral:

  • Relajación completa, física y mental. En este capítulo se enseña una forma de conseguir una relajación física y mental denominada relajación completa, que te permitirá reducir el malestar físico y mental que provoca el estrés.
  • Saber desconectar de los problemas. Aprender a centrarnos en el presente. El estrés laboral nos impide ser felices. Las personas felices son las que se centran en el presente. Aprenderemos a vivir el aquí y ahora.
  • Relativizar el trabajo. Saber darnos cuenta de qué es lo importante en esta vida. Aprender a priorizar. Tener en cuenta que trabajamos para vivir y no vivimos para trabajar.
  • Mi círculo de influencia y mi círculo de preocupación. Cuando revisamos las cosas que están dentro de nuestro círculo de preocupación, resulta evidente que sobre algunas de ellas no tene¬mos ningún control real y, con respecto a otras, podemos hacer algo. Podemos identificar las preocupaciones de este último grupo cir-cunscribiéndolas dentro de un «círculo de influencia» más pequeño.
  • Saber dejar los problemas del trabajo en la oficina. Mediante el aprendizaje de un ritual de separación, aprenderemos a separar la vida profesional/laboral y la vida personal/privada.
  • Sueño reparador. Conseguir tener un sueño reparador es fundamental para recuperarnos del estrés laboral. Aprenderemos a dormir sin pensar en el trabajo.

¿CÓMO LLEVAR A CABO EL PROGRAMA?

El programa consta de 6 capítulos. Cada uno se compone de dos partes:

  • La primera es un escrito donde se explica cuál es el objetivo que se va a trabajar y se dan unas recomendaciones que te ayudarán a conseguir con mayor facilidad dicho objetivo.
  • La segunda es una grabación de unos 25 minutos basada en la psicología sugestiva con mensajes que ayudan a la consecución del objetivo.

Cuando inicies el programa para acabar con la ansiedad negativa, recibirás por correo electrónico el primer envío con el documento escrito (en formato PDF) correspondiente al primer objetivo, y se te indicará cómo descargarte la grabación. Te recomendamos que te compres un cuaderno, que te servirá de guía donde poder ir anotando todos los avances que vayas consiguiendo. Ponle por título LIBRE DE ESTRÉS.

Posteriormente, cada 15 días, recibirás un nuevo correo electrónico con el documento escrito correspondiente al nuevo objetivo y las instrucciones para descargarte la grabación.

Sólo tendrás que dedicar una media hora diaria al programa. En este tiempo deberás escuchar la grabación correspondiente a cada objetivo. Es aconsejable que la escucha la hagas en un lugar tranquilo y con auriculares para mejorar la concentración. Recuerda que cuando queremos conseguir un objetivo es fundamental ser perseverantes y aplicarnos la moraleja de la conocida fábula de Esopo sobre la tortuga y la liebre: “las carreras se ganan con tesón”.

Tras más de veinte años de ejercicio profesional, he comprobado que aquellas personas que han perseverado y han escuchado a diario las grabaciones que se les han proporcionado, son las que han conseguido mejores resultados.

> El programa tiene una duración de tres meses. No obstante, irás notando desde el principio como el estrés irá disminuyendo.
> Es recomendable dedicarle una media hora diaria para escuchar la grabación y llevar a cabo las recomendaciones.
> Cada quince días recibirás un mail con un documento escrito y una nueva grabación.

> Conviene escuchar la grabación a diario en un lugar tranquilo. La escucha conviene hacerla sin interrupciones a la hora que a cada uno nos venga mejor.
> Es aconsejable escucharla con auriculares.
> No te preocupes si en algunos momentos la voz que te guía se oye poco en comparación con la música, es un efecto intencionado que potencia el efecto de las sugestiones.
> Si necesitas moverte hazlo… la escucha tiene que ser agradable y si algo te incomoda no lo conseguirás.

Puedes comenzar a controlar tu estrés ahora mismo. Compra el programa.